8 oct. 2009

Yo, eléctrico.

Por todo lo que me inspiran esos bigotes. Por todo y lo que falta. Unos ojos rosados con verde y gotitas de chocolate. En la cara se ve su risa congestionada que se estalla con las luces de colores calientes. Tiradores, sombreros y unos lentes chistosos me reparten las hojas del árbol una por una sin molestar al aire. Se dibujan. Pintan azules celestes, amarillos, rojos y algunos púrpuras. Amasan cuerpos y tocan almas soñadoras y corazones abatidos por tanto que hay… Y se vuelven locos. Locos de vivir, juegan a ser personas en una panza que vibra y baila al pulso de la garganta.
Espiral.