1 oct. 2009

Borradores (9)

La vida es una cadena de favores. Sin necesitar de otro no podría ser, no tengo que escribir entonces. Entonces me quedo así, pensando en la ultima vez que me miré en tus ojos y senti que ya no te servian mis alas…y yo que estaba a punto de regalarte unas nuevas. Estaba impecable ese día, despierta, atenta a vos. Me dio tristeza verte tan frágil pero esto es una cadena y las cadenas son eso: eslabones que van uno tras otros buscando conectar mas allá de las preferencias individuales, de las necesidades propias.